Lo grotesco. Su realización en literatura y pintura (La balsa de la Medusa nº 174)

El terror nos asalta con rigor precisamente porque se trata de nuestro propio mundo, de manera que los angeles confianza que depositábamos en él no resulta ser más que una apariencia. Simultáneamente tenemos l. a. sensación de que no podríamos vivir en ese mundo de repente transformado. No se corresponde con lo grotesco el miedo a los angeles muerte, sino el pánico ante los angeles vida. Y a l. a. estructura de lo grotesco pertenece los angeles abolición de todas las categorías en que fundamos nuestra orientación en el mundo. Desde l. a. ornamentación renacentista hemos asistido a los angeles plasmación de procesos perdurables de disolución: l. a. mezcla de ámbitos y reinos bien distinguidos por nuestra percepción, l. a. supresión de lo estático, l. a. pérdida de identidad, los angeles distorsión de las proporciones «naturales», and so forth. Y en l. a. actualidad se han sumado a aquellas otros procesos más de disolución: l. a. anulación de l. a. categoría de cosa, los angeles destrucción del concepto de personalidad, el derribo de nuestro concepto de tiempo histórico.

Lo grotesco. Su realización en literatura y pintura es, con los angeles obra de Baudelaire y Bajtin, uno de los textos fundamentales para entender esta categoría. Kayser analiza el desarrollo de lo grotesco en los angeles literatura y en los angeles pintura, y, tras estudiar sus precedentes, El Bosco, Bruegel, afirma que lo grotesco es una creación plenamente moderna, que encuentra su marco adecuado y su punto de partida en el Romanticismo.

Show description

Quick preview of Lo grotesco. Su realización en literatura y pintura (La balsa de la Medusa nº 174) PDF

Best Aesthetics books

Flow: Nature's Patterns: A Tapestry in Three Parts

From the swirl of a wisp of smoke to eddies in rivers, and the large chronic typhoon approach that's the good spot on Jupiter, we see related kinds and styles anyplace there's move - no matter if the circulation of wind, water, sand, or flocks of birds. it's the complicated dynamics of circulate that buildings our surroundings, land, and oceans.

Branches: Nature's Patterns: A Tapestry in Three Parts

As a part of a trilogy of books exploring the technological know-how of styles in nature, acclaimed technological know-how author Philip Ball the following seems on the shape and progress of branching networks within the wildlife, and what we will be able to examine from them. Many styles in nature exhibit a branching shape - bushes, river deltas, blood vessels, lightning, the cracks that shape within the glazing of pots.

The Philosophy of Improvisation

Improvisation is generally both lionized as an ecstatic adventure of being within the second or disparaged because the inconsiderate recycling of clichés. Eschewing either one of those orthodoxies, The Philosophy of Improvisation levels around the arts—from tune to theater, dance to comedy—and considers the improvised size of philosophy itself that allows you to tricky an leading edge idea of improvisation.

Foucault on Politics, Security and War

Foucault on Politics, Society and warfare interrogates Foucault's debatable family tree of recent biopolitics. those essays situate Foucault's arguments, make clear the correlation of sovereign and bio-power and consider the relation of bios, nomos and race when it comes to glossy struggle.

Additional info for Lo grotesco. Su realización en literatura y pintura (La balsa de la Medusa nº 174)

Show sample text content

Lo que para una mirada normal no es más que el medical professional saliendo en su carruaje conducido por un cochero flaco sentado en el pescante y rodeado de gorriones que revolotean a su alrededor y perros que ladran, a él sin embargo se le revela del siguiente modo: l. a. muerte se sienta en el pescante; hambre y dolor entre los caballos, espíritus con una sola pierna o un solo brazo vuelan alrededor de l. a. diligencia, reclamando de l. a. merciless criatura que los mira con avidez caníbal que les devuelva sus brazos y sus piernas. Sus acusadores corrían dando gritos detrás de ella: eran las almas que había arrancado del mundo antes de tiempo… En l. a. habitación de l. a. anciana dama de l. a. corte, cube sentir algo �muy lúgubre»: l. a. rana verde que croaba sobre l. a. pequeña escalera parecía estar animada por un espíritu deadly; tampoco las flores en sus tiestos tenían un aspecto inocente, sino que en medio de aquella mezcolanza creía ver una docena de diplomáticos jubilados que escuchaban desde abajo. Pero lo que más le torturaba period el negro perro de aguas, pues por más que aparentemente le tuviera miedo, él estaba seguro de que se trataba de una encarnación del diablo... Se trata de figuras goyescas, pues verdaderamente a veces no podríamos referirnos a un espíritu más afín al del pintor español que el del propio Arnim, cuando este se propone ser grotesco. Figuras que sin duda no pertenecen al mundo de las guerras postrevolucionarias, sino a ese otro mundo absolutamente corrupto, pútrido y felony que adviene tras los angeles irrupción del caos de los angeles Revolución. Al mayorazgo le es posible escuchar en cada una de las tres noches el disparo que procede de los angeles imaginación de Esther, l. a. niña aparentemente judía (se trata del disparo con el que antaño se había dado muerte su prometido y que no deja de ser realidad para las dos almas clarividentes: el orden temporal queda así pues abolido). El mayorazgo toma por reales las �figuras de aire» con las cuales Esther, con su �locura sociable» puebla su cuarto y a las que hace moverse y hablar. En el trascurso de los angeles segunda noche, es él mismo quien se reúne con ellos en condición de doble. Contemplándolos se siente como �sacado de sí mismo, igual que un guante que se da l. a. vuelta al ser quitado». Cada noche trae consigo una intensificación, un crecimiento y l. a. siguiente noche nos propone acaso l. a. escena más grotesca de todo el relato: los angeles sociable locura de Esther propone un baile de máscaras: �Se escurrió a toda prisa dentro de un corto vestido de baile, se echó por encima un disfraz colour fuego y se puso a esperar al resto de las máscaras del baile. Fue todo como en el día precedente, solo que más frenético: vestidos grotescos, el demonio, deshollinadores, caballeros, grandes gallos que rechinaban y gritaban en todas las lenguas…» Uno se siente tentado a reconocer un precedente a tal sociedad en los cuadros de un Bosco o un Bruegel y al mismo tiempo evoca los angeles mascarada del cuento (sin embargo posterior) de E. A. Poe los angeles máscara de los angeles muerte roja. Ambos escritores usan a este respecto los angeles palabra �grotesco»: una outstanding coincidencia que sin embargo no descansa en l. a. posibilidad de influencia de uno en el otro.

Download PDF sample

Rated 4.69 of 5 – based on 16 votes